jueves, septiembre 08, 2005

Huracanes

Últimanente estyamos recibiendo noticas procedentes de Estados Unidos referidas al Hurancan Katrina y la destrucción que allí esta generando, tal vez a alguno le resultará paradógico que un estado tan poderoso se vea en la obligación de pedir ayuda a otros paises para poder salir adelante,pero ante la magnitud de las consecuencias que ha originado el desastre, e slo menos que se podría hacer.

A continuación hay algunos datos sobre las formaciones y desarrollos de los huracanes, aí como las consecuencias...




Los Huracanes son Tormentas fuertes que se forman en el mar y suelen provocar vientos con velocidades superiores a 110 km/h.



La palabra "huracán" utilizada en el hemisferio occidental procede del vocablo maya "hurakan", nombre de un Dios creador, quien, según los mayas, esparció su aliento a través de las caóticas aguas del inicio, creando así la Tierra.
Los huracanes reciben nombres diferentes en otras partes del mundo.
Ciclón es el nombre que recibe en la India y todo el Golfo de Bengala, en Filipinas se denomina "baguio", en Australia se identifica como "Willy-Willy" y en el Oeste del Pacífico se conoce como tifón.

Todos los ciclones tropicales se clasifican en 3 grupos principales:
depresiones tropicales, tormentas tropicales y un tercer grupo que recibe distintos nombres según la zona geográfica donde se produzca.
-Las depresiones tropicales son sistemas organizados de tormentas con una circulación superficial definida y vientos sostenidos máximos de hasta 17 metros por segundo (33 nudos, 38 millas/h o 62 km/h). No poseen ojo, y normalmente tampoco presentan la típica forma de espiral de las tormentas más fuertes.
-Las tormentas tropicales tienen una circulación superficial definida y vientos sostenidos máximos de entre 17 y 33 metros por segundo (34 a 63 nudos, 39 a 73 millas/h o 32 a 117 hm/h). Al alcanzar este punto, las tormentas adquieren su distintiva forma ciclónica pero aún no muestran un ojo.
-El último grupo, recibe el nombre de huracán en el
Caribe y Océano Atlántico, además del Este del Pacífico. Los huracanes tienen una intensidad superior a los 33 metros por segundo.
Clasificación:
Los huracanes se clasifican de acuerdo a la fuerza de sus vientos, mediante la escala Saffir-Simpson. Basándose en esta escala, los huracanes Categoría 1 serían los más débiles y los Categoría 5 los más fuertes. Sin embargo estos términos son relativos ya que una tormenta de baja categoría puede causar un daño mucho más grave que el de un huracán más intenso, dependiendo del lugar que impacten y del potencial de generación de otros peligros.
Temporadas:
A nivel mundial, la actividad ciclónica alcanza su punto máximo al final del verano, cuando la temperatura superficial de las océanos es más cálida. Sin embargo, cada zona en particular tiene diferentes patrones de actividad.
En el Atlántico norte, una temporada de huracanes comienza el día
1 de junio y termina el 30 de noviembre, siendo el mes más activo septiembre. El noreste del Pacífico suele tener un período más largo de actividad, aunque por lo general en los mismos meses del año.
Formación y estructura:


Aunque aún no se comprende a la perfección el proceso, se puede decir que la formación de un huracán precisa, por lo menos, tres factores:
-Que la temperatura del agua del mar sea superior a 27/28ºC generando una rápida
evaporación y condensación en las capas superiores.
-Que la cuantía de la evaporación dé lugar a un centro de
baja presión, de anchura intermedia y de gran proyección vertical.
-Que exista una continua entrada de aire más frío en las capas altas como consecuencia, generalmente, de
vientos alisios.

Disipación:

Un huracán puede perder sus características tropicales en diferentes formas:


-Al tocar tierra, la tormenta pierde el contacto con el agua cálida que necesita para seguir su desarrollo y rápidamente se debilita. Muchos ciclones muy poderosos se desintegran rápidamente en áreas de baja presión a uno o dos días de tocar tierra. Sin embargo, hay posibilidades de que un huracán se pueda regenerar si logra volver a salir a mar abierto. Si una tormenta pasa por un área montañosa, se debilitará rápidamente aunque el contacto sea breve. Esta última es, sin embargo, la causa de muchas muertes relacionadas con huracanes, ya que la tormenta traería lluvias torrenciales que pueden desencadenar deslizamientos.


-El huracán permanece mucho tiempo en una misma área de agua, consumiendo todo el calor superficial disponible.


-Si la tormenta es débil, puede ser engullida por otra área de baja presión, con la que se fusionaría para formar un área mayor de tormentas no-ciclónicas.


-El huracán se traslada a aguas más frías, pierde sus características tropicales y se convierte en un ciclón extratropical

Efectos:

Cualquier ciclón tropical en mar abierto puede aumentar el tamaño del oleaje, y lluvias y vientos muy fuertes que pueden afectar embarcaciones e incluso a hundirlas. Sin embargo, los efectos más devastadores de una tormenta de esta naturaleza ocurren cuando llegan a tocar tierra.

Un huracán que afecta tierra firme puede provocar daño en cuatro formas diferentes:


Viento: los vientos de un huracán pueden dañar o destruir completamente vehículos, edificios, caminos, etc., además de convertir desechos y escombros en proyectiles que son lanzados al aire a gran velocidad.
Marea: los huracanes producen un incremento en el nivel del mar, que puede inundar comunidades costeras. Este es el efecto más dañino, ya que el 80% de las víctimas de un ciclón mueren en los lugares donde estos tocan tierra.
Lluvia torrencial: Las precipitaciones intensas pueden provocar deslaves en zonas montañosas, además de desbordar cuerpos acuáticos cercanos.
Tornados: la rotación contínua de un huracán muchas veces fomenta la formación de tornados. Aunque estos tornados normalmente no son tan fuertes como sus contrapartes no-tropicales, pueden provocar graves daños.
Muchas veces, después del paso de un ciclón, los efectos secundarios de estos siguen afectando a la población. Estos incluyen:
Epidemias: El ambiente húmedo que queda tras el paso de un huracán, combinado con la destrucción de instalaciones sanitarias y un clima cálido puede inducir epidemias que pueden seguir cobrando vidas por mucho tiempo.
Apagones: los ciclones tropicales muchas veces provocan apagones masivos que dificultan la comunicación y obstaculizan los esfuerzos de rescate.
Dificultades para la transportación: las tormentas dañan puentes y carreteras, complicando los esfuerzos para transportar alimentos, agua para consumo humano y medicamentos a las áreas que lo necesitan.

8 Comments:

At 1:05 a. m., Anonymous Anónimo said...

Muy buen aporte y muy interesante y consiso.. Sin irse por las ramas pero completo!

 
At 11:15 p. m., Anonymous Anónimo said...

Este es un muy buen informe esta muy bien hecho y explicado.

 
At 12:32 a. m., Anonymous Anónimo said...

Me encantó, genial, aguante el general San Martin.

 
At 12:32 a. m., Anonymous Anónimo said...

Ah no, perdón! Pensé que se trataba de algo histórico, pésimo!

 
At 12:15 a. m., Anonymous Terra said...

Me ayudó bastante con mi tarea de geografía ,gracias!!
Este blog es espectacular,sigan así!Besos,Terra <3

 
At 2:33 a. m., Anonymous Anónimo said...

lo unico que me falto es la siguiente pregunta ¿COMO LLEGAN HASTA AQUI? estamos en MONTERREY es tarea de cuarto año.

 
At 8:24 p. m., Anonymous Anónimo said...

bbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbbuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuu¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!

 
At 10:43 p. m., Anonymous Anónimo said...

Te recontra amo!! Muchisimas gracias me ayudaste con lo de las consecuencias de un huracan llevo horas buscandolo!!

 

Publicar un comentario en la entrada

<< Home